ESTADOS DE ÁNIMOS VS EMOCIONES

Cuando hablamos de de nuestros  estados de ánimos,  automáticamente hacemos referencia a la “emocionalidad” , en este caso haremos una distinción entre  “Estado de Animo ” y  “Emociones”.

Cada vez que experimentamos una interrupción en el fluir de nuestro dia a dia se producen emociones a las que asociaciones con los quiebres. Al actual siempre lo hacemos dentro de un determinado espacio de posibilidades, es decir cuando “algo” nos conduce a modificar de manera significativa las fronteras de ese espacio de posibilidades, cuando vemos que estamos ampliando, o redireccionando el espacio de posibilidades , hablamos de un quiebre (definamos quiebre: lo que antes creíamos o no posible y hoy lo tomamos en consideración o bien ya lo desechamos como posibilidad, lo que suponíamos improbable y lo estamos considerando, cuando juzgamos nuestro espacio de posibilidades, en ese momento estamos enfrentando un quiebre)

Mencionado lo que es un quiebre, estamos en posibilidad de definir entonces la emoción como el cambio de nuestro espacio de posibilidades a raíz de determinados acontecimientos (sucesos, eventos y/o acciones), cuando nos referimos a emociones podemos identificar las circunstancias particulares que las generan, es decir identificar los acontecimientos que la gatillan , en caso de que esos acontecimientos desaparecen también desaparecen las emociones.

En cambio los estados de ánimo son una distinción (recordemos que distintición eso ese punto en específico que lo diferencia de otra cosa, como el médico cardiólogo tiene la distinción en especializarse en el corazón a diferencia del medico urologo), continuemos,  cuando nos referimos a estados de ánimos nos referimos a una emocionalidad que no remite necesariamente a condiciones especificas por lo tanto no lo podemos relacionar con acontecimientos determinados,.

Los estados de ánimos viven en el trasfondo desde el cual actuamos. es decir nos ocupamos de la forma en que el horizonte de posibilidades en el que nos encontramos, correspondiente al estado de ánimo en cuestión, condiciona nuestras acciones.

Independientemente del lugar donde nos encontremos y de lo que hagamos, los seres humanos siempre estamos en algún estado de ánimo que, comunmente, no elegimos ni controlamos, simplemente nos encontramos en el.

Una vez que estamos en un determinado animo, nos comportamos dentro de los parametros que tal estado de animo especifica de nosotros.

ahora. . es  importante mencionar que  la emocionalidad  nos  condiciona el actuar.  cuando expresamos ” yo estoy feliz”  “Estoy confundido” en ese momento el animo toma protagonismo.

A medida que una emoción ligada a una acontecimiento puede convertirse en un estado de ánimo.

¿Significa esto que no hay nada que podamos hacer respecto a nuestro estados de ánimos y emocionalidad?

De ningún modo.  Al cambiar el observador de estados de ánimos que somos abrimos posibilidades de acciona que normalmente permanecen escondidas al observador que se limita al sentido común.

Intentemos juntos ampliar nuestro observador y veamos los resultados.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *