HABLEMOS DE TUS REACCIONES EMOCIONALES

¿Te ha sucedido alguna vez ? Ante un enojo sientes esa necesidad interna de expresar lo que piensas, sientes, temes, te enoja  e incluso hasta lo que opinas hacia una situación o persona en especial,  comienzas mencionando tus argumentos y tu sensación interna  se intensifica, llegando al punto de que acompañas lo que dices con tus expresiones corporales, tensas tu rostros , hasta inclusive su tono de voz se siente con mayor fírmeza, seguramente sentías una fuerza interior que te impulso el expresar de una manera  probablemente no acorde todo lo que piensas.

Pasado los minutos, seguramente podemos mencionar que fueron 10 minutos bajo la expresión; “Explote”,  manejando la posibilidad de haber generado una herida, provocando una ofensa en la/s persona/s hacia las cuales se genero ese descargo, lo que mantiene como derivación se  produce una acción consecuente, las conocidas  “disculpas”, esas disculpas repletas de explicaciones, donde tratamos de lograr sentirnos comprendidos y perdonados,  buscando las mil manera de explicar que no fue nada personal, y si tenemos un sentimiento de afecto importante hacia esa persona, inclusive nos sentimos algo tristes o avergonzados, tomemos nota de las emociones por las cuales pasamos tan solo en un momento, o porque no, en 24 horas.

Te invito a que dejes volar tu imaginación y te cuentes a ti mismo,  ¿Como hubiese sido el posible escenario?, con la siguiente historia.

Observate; estas agotado, cansado, notas que todo te irrita, te encuentras bastante intolerante, existe una razón exacta por la cual te sientes asi, en ese momento que estas a punto de cometer la explosión, cierras tus ojos, respiras profundamente tres veces.

Luego de abrir tus ojos, tomas una papel y un lápiz, lo divides en dos, del lado izquierdo escribes esa conversación que te enojo,  junto a todo lo que te hizo sentir, las razones, las causas, ¡escribes todo!,  de la manera que te salga de ti, no importa, tu escribes, rayas tu hoja, Deseaste gritar y lo hiciste.

Te tomaste dos minutos para volver a respirar.

Volviste a tu hoja, quedo el lado derecho en blanco,  en ese lugar  comenzaste a escribe con calma y bajo tu mejor versión de “ser” lo que sucedio,  la hoja se convierte en esa persona a la que deseas dirigirte  hablale a esa personas por medio de tu hoja y tu lápiz, explicale en tu hoja todos tus sentimientos encontrados, pero tomate tu tiempo, y hazlo con sin apuro, cuando termines de escribir, leelo por favor.

¿Listo? ahora ve y pídele a esa persona una conversación, y explícale lo que sentís con sus actitudes, sus modos, sus formas, pídele que por favor tome en cuenta tu opinión, seguramente el/ella, también tiene algunas cosas para expresarte, permítele hacerlo.

Ahora. . regresando a la pregunta que hice , ¿Como hubiese sido el posible escenario?. ¿Cambiaria tu escenario?

¿Deseas aprender mas? ¿Tienen dudas sobre como llevarlo adelante?

En cerrando Ciclos aprendes a desarrollar esta habilidad que tienes reguardada.

 

Creamos mundos todo el tiempo ¿Lo sabías?

Te ha sucedido que te has adelantado en ciertas ocasiones a los hechos y luego notabas que nada era como habías pensado que sucedería?

Te invito a leer esta historia y reflexionar juntos.

Cuantas veces te ha sucedido que en el transcurso de un día que todo parece normal, todo fluye de manera tranquila, de repente recibes una noticia, o te cuentan algo y esa noticia puede ser buena o no sientes que te cambia por completo la energía de tu día.

¿Qué sucedería si le pides a tu novia y/o novio que se case contigo?, mientras planificas la manera en que lo harás, te sientes muy feliz, comienzas a pensar todo lo que significa preparar una boda, los invitados, el lugar, el momento que den el “sí”, la emoción, la noche de boda perfecta,  eso te anima a brindarle más dedicación a los preparativos de la gran propuesta, todo es perfecto y maravilloso, compras el anillo más hermoso, más delicado , llega el día, lleva a cenar a tu pareja a un lugar especial pero sabes que es el estilo de lugar que le encantara, a mitad de la noche, te arrodillas ante tu persona favorita y le pides que se case contigo. Y SORPRESA. Te responde que aún no está lista.

En este momento, comienzan a generarse emociones encontradas, comienzan a aparecer las preguntas, las auto respuestas, las afirmaciones, “No me ama” “Porque está conmigo”, “Por qué me dijo que no”, “¿Qué hice mal?”. Y todo tu panorama cambia, sientes tristeza, culpa, no y no sabes cómo reaccionar y que decir. Hasta de hecho te enojas.

Te voy a pedir que frenes un momento todo eso que comienzas a sentir.

En primer lugar, no te ha dicho que “NO”, solo te dijo que aún no se siente lista para dar ese paso, algo que seguramente consideras inconscientemente como no.

Pero . . .No escuchaste la respuesta que creaste en ti, lo que no afirmo todas las planificaciones que fuiste creando en ti y eso es lo que te genero los sentimientos encontrados.

Siempre nos generamos expectativas, eso nos crea mundos, de cómo según nosotros las cosas sucederán y de qué manera, pero luego vienen las desilusiones, o los sufrimientos inesperados por adelantado.

¿Cómo sería todo si vamos viviendo paso a paso sin adelantarnos a los hechos?

Cuando vas al médico y te informan que estas enfermo de algo, ya nos imaginamos tirados en la cama, sufriendo. ¿Pero que de todo eso realmente está pasando en ese momento? . . . ¿aún nada verdad? y no sucederá nada si llevar el tratamiento que el medico te indico . . 

Hablemos de Expectativas – ¿Como se generan?

Hablemos de aquellas razones que generan tus expectativas y que suceden con ellas.

Supongamos que te encuentras con ganas de realizar un viaje de placer o vacaciones, entonces comienzas el proceso de organización, pero deseas realizarlo con amigos, claro, planeas divertirte, relajarte, lograr un ambiente pleno de armonía y paz, suena perfecto.

Entonces llamar a tus mejores amigos, les comentas tu idea, inmediatamente ellos se suman a tu idea y comienzan juntos hacer planes, comienzan a definir lugar, lo que te lleva a buscar cotizaciones de distintos lugares, conocer las ofertas, los atractivos que existen, buscas opciones como all inclusive, o bien consideras armar un viaje desde cero ¡suena emocionante!,  todo comienza a tener sentido, comienzas a imaginarte la llegada, y los días en la playa , la diversión, las risas, las conversaciones profundas con amigos, claro! eso no puede faltar, digamos que estas organizando un retiro.

una vez listas las cotizaciones, se las compartes a tus amigos, y comienzan a ver las opciones, los precios, para definir el dinero con el que deben contar. Todo esta en proceso.

Definen que por temas de organización, trabajo y personales viajaran  en  tres meses. por lo que consideras que tienen un tiempo prudencial para organizar y ahorrar un poco mas de dinero.

llegando la fecha, a los dos meses, te conecta uno de tus amigos con quienes realizarías el viaje y te comenta que no cuenta con el dinero para viajar, que esperara un tiempo mas para realizar el viaje, se disculpa, intentas ayudarlo a buscar una opción, pero simplemente se desiste de realizar el viaje.

Luego se comunica tu otro amigo y te comenta que esta comenzando a salir con alguien y considera que este viaje podría perjudicar el inicio de esta relación, intentas ser amable  y comprender la situación .

Pero sientes enojo con ellos, te alejas, por unos días no te contactas, sientes que podrían haberte comentado antes sobre sus situaciones, o bien que siempre consideraron no realizar este viaje.

¿Porque nos enojamos? ¿Porque comenzamos a  plantear posibles escenarios que podrían haber sucedido?

Lo que sucede en esta historia es que nacieron tus expectativas sobre este viaje, a medida que pasaba el tiempo, a medida que investigabas sobre opciones, lugares, costos, tus expectativas fueron cada vez mas grandes, llegado el momento de cubrir esas expectativas y por causa de las cancelaciones de tus amigos no pudiste lograr cumplirlas, lo que te genera la sensación de sentirte defraudado.

Cuando no sucede algo como deseamos , comenzamos a sentirnos frustrados, porque las expectativas que teníamos no fueron cubiertas,esto nos puede llevar a un enojo.

¿Que sucedería que si no generamos expectativas sobre las personas?

¿Deseas conocer más?  Contáctanos!